Puede que en algunas ocasiones hayamos escuchado frases de nuestros amigos, vecinos o familiares como “el pollo tiene muchas hormonas” o “esa carné es la menos sana para consumir”. Sin embargo todos estos comentarios no son más que mitos que hoy vamos a desmentir.

Grandes entidades alimenticias como La Federación Nacional de Avicultores (FENAVI), la Asociación Colombiana de Endocrinología (ACE) y el Centro Colombiano de Nutrición Integral (CECNI) han venido trabajando en derrumbar este mito para que tú como consumidor te sientas tranquilo de consumirlo.

Por una parte las hormonas que se creen son usadas para el favorecer el crecimiento y formación de la carne de pollo, están prohibidas por los entes regulatorios (Instituto Colombiano Agropecuario -ICA-  y el instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos –INVIMA-). Para ser sinceros implementar estás hormonas aumentarían considerablemente los costos de producción y haría que ese producto triplicara su valor comercial.

Muchas personas aún no conocen los grandes beneficios que esta carné aporta a dentro de su alimentación, por eso hoy como proveedores del mejor pollo de Bogotá les queremos contar 4 de los múltiples beneficios que consumir pollo aporta a tu salud:

Razón # 1 ES ALTO EN PROTEÍNA.

La pechuga, pierna y pernil son las presas del pollo que contienen más carne,  por esta razón aportan más cantidad de proteína si la comparamos con presas como por ejemplo el ala. Es una proteína magra, baja en grasas y su aporte por gramos de alimento es muy alto, cubriendo hasta el 50% del aporte diario de este nutriente (100 gramos) de carne magra de pollo -pechuga. La proteína del pollo contribuye al crecimiento, la ganancia de masa muscular y ayuda a mantener un peso saludable.

Razón # 2 LA GRASA CONTENIDA EN EL POLLO ES SALUDABLE.

El contenido de grasa del pollo cambia de acuerdo a la presa y al método de cocción, sin embargo diferentes estudios que se han realizado para determinar su contenido, han demostrado que tiene mayor cantidad de ácidos grasos insaturados con relación a los ácidos grasos saturados, los cuales tienen un efecto neutro para la enfermedad cardiovascular.

Por el tipo y la calidad de la alimentación del ave, se ha encontrado que es un alimento fuente de ácidos grasos de la familia Omega 3, favoreciendo actividades anti inflamatorias en el ser humano.

Contiene vitaminas liposolubles e hidrosolubles. Es rico en vitamina A, vitaminas del complejo B como son B2, B3, B6 y acido pantoténico, aportando más del 10% de los requerimientos diarios de ingesta para población sana.

Estas vitaminas favorecen el metabolismo, aumentando el gasto energético y permite que haya más energía inmediata para realizar actividad física y ejercicio, de esta forma, se podrá manejar un nivel adecuado de peso y de actividad.